La vía alternativa

 

Seamos sinceros. De WiiU se ha estado hablando todos estos meses más para criticarla que para elogiar sus virtudes, se mire por donde se mire. Desde que Nintendo presentara la consola hace más de un año hasta que empezara a confirmar sus características técnicas, los varapalos de analistas, jugadores, periodistas e incluso de nintenderos, se han ido sucediendo uno detrás de otro. La pregunta que planteo es, ¿los merece?

Siendo realistas, Wii U es una consola técnicamente a la par o incluso algo por debajo a las de la generación actual, que, como sabréis, llevan ya sus buenos años en el mercado. Y claro, no debemos olvidar que es muy probable que tanto Microsoft como Sony presenten sus nuevas consolas en el próximo E3, dos consolas que se lanzarán bajo la misma etiqueta que WiiU, la de consolas de nueva generación. Y aquí es donde se abre el gran interrogante. ¿Qué pinta una consola con tecnología de la pasada generación en una batalla donde claramente va a quedar reducida a escombros? La respuesta es más fácil de lo que parece. Nintendo no quiere entrar en la batalla. Es tan simple como eso. La compañía ha decidido seguir el camino que empezó con Wii, el camino de la alternativa.

Porque durante esta generación, si algo se ha visto en claro, es que no importa que juegues en PS3 o en XBOX 360, los juegos van a ser prácticamente los mismos. Algo que ya vimos, incluso a mayor escala en la pasada generación con PS2, XBOX y Gamecube, los títulos cada vez se hacían más multiplataforma y ya dejaba de importar la consola que tuvieras, que en el fondo ibas a acabar jugando a lo mismo a excepción de las franquicias únicas. En la actual generación Nintendo decidió abrir esta vía alternativa con Wii, la de explorar nuevas formas de juego que puedan resultar atractivas para aquellos que buscan algo diferente.

Y con WiiU pasa exactamente lo mismo. Nintendo ha abandonado definitivamente la batalla con Sony y Microsoft que protagonizó en la pasada generación con Gamecube y, en vista del éxito de Wii, ha decidido continuar jugando en esta otra división en la que las cosas parecen irles francamente bien. Han apostado firmemente por incluir en su política a este otro público saturado de ver los mismos juegos una y otra vez y que buscan algo diferente a lo que ofrecen y ofrecerán en la futura generación tanto Sony como Microsoft. Aunque claro, ahora se abre otro interrogante. ¿Les saldrán las cosas tan bien como les salieron con Wii?

Estas semanas han ido apareciendo noticias que así lo auguran. Agotada prácticamente en su totalidad en Estados Unidos. Agotada también en el Reino Unido a los pocos días de su lanzamiento. Incluso ha aparecido una encuesta que situaba a la nueva consola de Nintendo como la consola más deseada por los niños de Estados Unidos para estas navidades, solo superada como producto más deseado por el iPad. Las expectativas de ventas no parecen ser por lo tanto un problema para la compañía. Aunque sí lo puede acabar siendo el que sin duda ha sido el gran dolor de cabeza de Nintendo durante esta generación: el software.

Zombie U, uno de los títulos de lanzamiento

Por mucho que haya un público cansado y saturado de ver lo mismo en PS3 y XBOX 360, Nintendo debe ganárselo y para ello necesita un catálogo de juegos que pueda resultarle atractivo a este perfil de jugador. Algo en lo que fallaron con Wii y en lo que, parece, volverán a fallar con WiiU. ¿Qué sentido tiene meter en el catálogo de lanzamiento títulos como Assassin’s Creed 3, Call of Duty Black Ops 2, Mass Effect 3 o Darksiders 2 cuando la apuesta de jugar en una división diferente a la de Sony y Microsoft es tan clara? Y más cuando vemos que son títulos que, probablemente, recibirán secuelas para las consolas de futura generación que dejarán a WiiU totalmente fuera de juego.

Nintendo parece muy decidida a continuar en esta vía alternativa, la de ofrecer algo diferente a la industria. Y por lo que vemos de momento en las cifras de ventas la jugada puede salirles realmente bien. Pero de nada sirve querer abrirse al público que reniega de Sony y Microsoft ofreciéndoles más de lo mismo. Y ese precisamente va a ser el gran reto de Nintendo esta generación, un reto que según como lo afronten podría suponer un gran éxito para la consola o un estrepitoso fracaso. El tiempo lo dirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s